Escudo> EL TALLER

Ese lugar de sonidos industriales, olores intensos y desorden controlado, es mi casa; donde me siento dueño y señor de mi tiempo, de mis fantasías, de mi manualidad. Ese lugar donde te abstraes, proyectas y construyes, ese es el taller.

Está lleno de materiales que duermen en sus cajones hasta que les llega el momento de su actuación estelar. ¿Cuál será la obra que me toca interpretar?¿quién será mi público?

Está lleno de herramientas que salta a la vista que tienen muchas horas de trabajo, muchas dificultades resueltas, muchos éxitos compartidos.

Aquí también es muy importante la música, la música y los silencios, solo interrumpidos por la pulidora, el soldador o el ultrasonido.

Y sobre todo, el mejor amigo y compañero, sin el que nada de lo que allí se crea sería posible: Guido.